Parece que poco a poco comenzamos a convivir con esta nueva realidad que nos está tocando vivir, y es que, con la implementación del teletrabajo como consecuencia de las medidas preventivas para frenar la expansión del Coronavirus, han surgido nuevas dudas de cómo adaptar nuestro espacio de la forma más funcional para compaginar las labores domésticas con las horas de oficina.

Cada hogar es un mundo y podrás seleccionar el espacio que mejor te convengan para crear tu nueva habitación-oficina; en el caso de escoger la cocina, te vamos a explicar cómo adaptar esta zona para el trabajo sin prescindir de su funcionalidad natural.

¿Cómo adaptar tu cocina al teletrabajo? 8 Consejos


Elegir la cocina para desarrollar tus laboras de oficina puede resultar ser una buena idea, ya que, por lo general, se trata de una de las zonas de la casa con más espacio y tranquilidad en el día a día.

Lo ideal será escoger un espacio en concreto dentro de la cocina, para de esta forma, destinarlo al teletrabajo. En él podrás instalar las herramientas necesarias para ello e incluso, si te sientes inspirado, decorar tu nueva oficina casera a tu manera. De esta forma, no dejarás impedidas las funciones básicas de la propia cocina.

La característica principal a tener en cuenta de este rincón, es que debe ser una zona tranquila e insonora. Si la cocina de tu casa es un espacio que no atiende a esta descripción, tendrás que adaptarla antes de empezar a trabajar en ella.

Una buena idea es la de utilizar auriculares para evadirte de los sonidos externo que dificulten tu concentración.

8 consejos para adaptar tu cocina al teletrabajo

  1. Espacio destinado al trabajo. Reservar un espacio de la cocina para trabajar reformándola y decorándola de tal manera que sea cómoda y tenga todos los materiales imprescindibles para trabajar (portátil, libreta, bolis, etc).
  2. Lugar tranquilo e insonoro. Asegúrate de adaptar la cocina para lograr que sea un espacio lo más insonorizado posible para favorecer la concentración y evitar distracciones. O de no ser posible, una buena alternativa es utilizar cascos para aislarte del sonido exterior, como te venimos contando.
  3. Una correcta conexión. Implementar una buena conexión a internet y disponer de enchufes cerca para poder conectar los equipos de trabajo.
  4. Ambiente fresco y bien iluminado. Es importante que el espacio o rincón de la cocina elegido tenga un ambiente fresco y bien iluminado para favorecer la concentración y evitar la irritación en los ojos. Lo ideal es contar con luz natural, pero si no es posible, elegir una iluminación que lo parezca.
  5. Separar el espacio de trabajo. Encontrar alguna manera de separar este espacio del resto de la casa. Para que quienes viven en ella lo identifiquen y lo respeten como tal.
  6. Elegir muebles ergonómicos y flexibles. Esto te permitirá trabajar en una postura cómoda, de forma que puedas mantener la actividad y la concentración durante más tiempo.
  7. Organizar el material de trabajo. Puedes colocar los materiales en baldas en la pared y a la vez guardarlos en cajas o armarios para no ocupar lugar y protegerlos de la suciedad. Además, puedes utilizar etiquetas para identificar los elementos de trabajo de manera rápida.
  8. Guardar el material de trabajo al finalizar la jornada. Cuando finalices tu jornada de trabajo es recomendable guardar todo en su sitio para desconectar mentalmente de las obligaciones laborales y poder descansar.

Pon en práctica estos consejos que te damos de la mano de Dinova Cocinas y aprovecha tu cocina dándole una utilidad de lo más especial.

Y no te olvides de entrar en la web www.dinovacocinas.es, echa un vistazo al catálogo.