Trabajar desde casa ¿Qué comer? 1

Trabajar desde casa se ha vuelto toda una rutina en estos últimos días. Si este es tu caso, quédate a leer el post porque te va a interesar, y mucho. La alimentación es un tema muy serio, y siempre debemos tenerlo en cuenta. Y es por eso por lo que vigilarla desde cerca es conveniente, y aún más cuando trabajas desde casa, que se traduce en trabajar sentados.

Con todo este alboroto de la propagación del Coronavirus, muchas empresas han decidido trasladar su actividad a casa y desarrollarla de manera online. Por lo tanto, se trata de un contundente número de españoles los que nos estamos concienciados de que, al menos unas semanas, vamos a estar confinados, y, por lo tanto, vamos a trabajar desde casa.

Todo esto, puede acarrear una serie de consecuencias negativas, como es el sedentarismo, por lo tanto, tenemos que ponernos en marcha desde el minuto uno y buscarle alguna solución

En el post de hoy, te vamos a enseñar que trabajar desde casa puede combinarse perfectamente con una dieta saludable ¡Atento!

Trabajar desde casa ¿Qué comer?

Tras leer mucho, informarnos más y, sobre todo, escuchar a nutricionistas y expertos en el tema, entre todos, hemos llegado a la conclusión, de que la mejor dieta a seguir en estos casos, es la dieta mediterránea.

Nuestro país, tiene la suerte de encontrarse en una situación geográfica magnífica, donde gracias a esto, todos nosotros podemos disfrutar de una variedad de alimentos que son de envidiar, y que, por supuesto, nos ayudan a mantenernos saludables. Principalmente, esta dieta está compuesta de frutas y verduras, carne y pescado, legumbres, cereales y fibra; aprovecha los recursos que nos da nuestra tierra, son los mejores para mantenernos saludables.

Todos y cada uno de estos componentes alimenticios son muy importantes para una dieta, pero, sin embargo, en el caso de las personas que pasan mucho tiempo sentadas, lo ideal para que tu dieta sea saludable, debes de aumentar la ingesta de frutas y verduras, y comer fibra en abundancia. Por supuesto, sin olvidarnos de las sustancias de proteínas que nos aporta el resto de alimentos que nuestro cuerpo necesita.

Seguramente, hayas escuchado mil veces eso de que tenemos que repartir durante todo el día la ingesta de alimentos para mantener saciado nuestro cuerpo, ¡Y es que es así! Para tener una dieta bien estructurada, te recomendamos que dividir nuestras comidas en cinco veces a lo largo del día.

Comenzamos incluyendo a nuestra rutina un desayuno fuerte, donde llenarnos de pura energía para hacer frente al nuevo día; a media mañana, probablemente empieces a tonar un poco de hambre, y sobre todo en estos momentos que pasamos más tiempo en casa y el aburrimiento acecha, así que, toma una pieza de fruta y sacia un poco el apetito. A la hora de almorzar, sé un poco creativo, y no te olvides de conjuntar verduras, proteínas y fibra, para los españoles, la comida del al medio día a consideramos la más importante, así que disfruta de tu almuerzo, ¡Pero eso sí! Sin pasarte.

Por la tarde, un par de horas antes de cenar, tómate una merienda ligera, intenta esquivar los dulces y las grasas saturadas. Una buena opción sería tomar una macedonia de frutas o un yogur light. Finalmente, a la noche toma una cena poco pesada para finalizar el día.

Es importante que aprendas a dividir la hora de comer con la de trabajar, para no caer en esos picoteos que tanto nos pueden hacer engordar. Además, piensa como ventaja positiva de trabajar desde casa, que tendrás más tiempo de cocinar y hacer platos más saludables que cualquier menú que puedas comer fuera de casa.

Sabías que con nosotros puedes tener tu propia cocina a medida, echa un vistazo al catálogo.