reformas low cost

La cocina es la estancia de tu hogar que más sufre el uso. Reformarlas de vez en cuando es casi una necesidad, aunque a veces nuestra situación puede no ser la mejor para ello. ¡A menos que lleves a cabo reformas low cost!

Tu cocina debería estar siempre como nueva. Y la situación económica no tiene por qué frenarte: las reformas low cost pueden ayudarte a hacer un buen mantenimiento de tu cocina hasta que puedas apostar por la obra que tanto necesita.

En Dinova Cocinas somos expertos en diseño y reformas de cocinas, y por eso queremos contaros en un nuevo post las mejores maneras de reformar tu cocina por poco dinero. ¡Se acercan días difíciles para ella y debemos dejarla a punto!

La magia de la pintura

Si tu cocina necesita un cambio, la pintura puede ayudarte. ¡Todas las reformas low cost tienen que pasar por una mano de pintura! Gracias a ello no solo le darás un toque nuevo a la estancia, sino que podrás convertirla en algo totalmente diferente.

Además, gracias a la pintura puedes renovar diferentes partes de la cocina. Por ejemplo, los muebles: existen esmaltes que puedes usar sobre conglomerado o madera y que convertirán tu cocina en una totalmente nueva.

Si te atreves a pintar el mobiliario, puedes también aprovechar y cambiar, por muy poco dinero, los tiradores. De esta manera le darás un toque completamente nuevo y, con muy poco, ¡estrenarás cocina!

Si no te atreves aún con los muebles de la cocina, siempre puedes optar por una zona más tradicional pero no por ello con menos efecto transformador: las paredes. Elige un color diferente al que tenías y contempla los resultados: ¡cocina nueva!

Desde Dinova Cocinas te aconsejamos optar por pinturas acrílicas, que resisten perfectamente tanto la humedad como la grasa. Aun así, será mejor que apliques una capa selladora contra la humedad antes de pintar la pared.

Encimera nueva, cocina nueva

Otra de las estrellas en las reformas low cost es la encimera. Al entrar en una cocina, es el elemento más llamativo por lo que, al sustituirla, cambiará drásticamente la imagen de la estancia.

Sustituir la encimera puede ser, también, una gran oportunidad para hacerte con una encimera más decorativa y funcional. Además, al ser la única reforma que harás, el presupuesto para la misma podrá ser algo más alto de lo que sería si la reforma fuera completa.

De todas formas, esto último no tiene por qué ser regla: puedes encontrar modelos con una buena relación calidad-precio que se ajusten a un presupuesto menor. La madera tratada y el aglomerado suelen ser los materiales más baratos para encimeras.

Aunque, si prefieres más resistencia, siempre puedes optar por acero inoxidable o material porcelánico: aunque el desembolso sea ligeramente superior, te durará mucho más. Y, ya que es una reforma low cost, ¿por qué no?

Para cambiar tu cocina, cambia su suelo

Aunque algo más engorrosa, esta opción es también perfecta para las reformas low cost. El suelo de una cocina sufre mucho y abarca toda la estancia, así que cambiarlo le dará a la estancia una nueva vida.

Además, no tienes por qué meterte en obras: puedes optar por laminado anti humedad o suelos de vinilo, que se colocan sobre el suelo ya existente. Esta opción es cómoda, económica y muy funcional.

Si quieres dar un paso más allá, también puedes optar por baldosas hidráulicas o por microcemento. Las primeras son un poco más caras, pero te durarán todo el tiempo que las necesites.

El microcemento, por su parte, se instala sobre el suelo anterior y carece de juntas, por lo que su mantenimiento es mucho más cómodo y sencillo. Hay multitud de tonalidades y acabados.

 

Ahora que conoces las reformas low cost, ¿a qué esperas para estrenar cocina por muy poco dinero? Todo lo que necesites para ello te espera en Dinova Cocinas.