Precaución en la cocina con niños

Cada vez más los pequeños de la casa toman posición dentro de la cocina, y es que enseñarlos desde bien pequeñitos a responsabilizarse de las tareas cotidianas es fundamental para su desarrollo.

La cocina con niños puede convertirse en una experiencia muy divertida, aunque a su vez, hay que tener en cuenta que el corazón de nuestro hogar también puede suponer un lugar donde acecha el peligro.

Según estadísticas, el 70 por ciento de los accidentes infantiles dentro del hogar tienen cabida en la cocina. Y es que este es un espacio lleno de riesgos para los peques y a su vez muy atractivo, una fuente de estímulos donde encuentran alimentos, luces, botones, colores, cajones y armarios donde investigar, etc.

Además, en este espacio es donde papá y mamá pasan bastantes minutos a lo largo del día, por lo tanto, puede resultar como un reclamo para ello.

Con esto que te contamos no queremos que te asustes, ya que tomando las debidas precauciones, la cocina con niños puede convertirse en una experiencia totalmente divertida para toda la familia.

Precaución en la cocina con niños

Ten en cuenta las siguientes recomendaciones y medidas preventivas que te contamos, te servirán de gran ayuda:

  1. Lo primero que tendrás que hacer es concienciarte y estar siempre alerta, de forma que intenta dejar los mangos de tus utensilios de cocina en dirección interna, de manera que el pequeño no lo localice como punto de apoyo para levantarse.
  2. Recuerda mantener siempre el suelo limpio y seco, los deslizamientos en esta zona de la casa pueden convertirse en una afilada arma. De igual manera, intenta no utilizar abrillantadores de suelo.
  3. Colocar tapas de seguridad en los enchufes.
  4. Bloquea puertas y cajones que no sean aptos para niños.
  5. Desenchufa y guarda fuera del alcance y vista del niño los pequeños electrodomésticos después de su uso.
  6. Los niños tienen sus propios recursos, aprenden a escalar y a arrastrar rápidamente equipamiento para lograr llegar a su objetivo, por eso no te confíes que no llega a los armarios altos, porque si le llama la atención de algo intentará alcanzarlo.
  7. Nunca dejar ollas o cazos calientes o pesados cerca del borde de la mesa.

Manteniendo un espacio seguro para tu pequeño la cocina se convertirá que un lugar más donde pasar el rato. Sin embargo, te aconsejamos, además, inculcarle al niño normas y responsabilidades necesarias que ha de tener en cuenta una vez dentro de la cocina:

  1. Seguridad en la cocina: Como te venimos contando, delimita una zona de trabajo para los niños lejos de las fuentes de calor, evita el acceso de los más pequeños a las tijeras y cuchillos y prepara los elementos e ingredientes necesarios sobre la mesa para evitar tener que buscarlos mientras cocinéis. En ningún momento dejes a los niños sin supervisión.
  2. Higiene personal y en la cocina: Aprovecha y recuérdale al pequeño la importancia de la higiene personal. Lavaos juntos las manos, recogeos el pelo y colocaos delantales, si los tenéis. Si los niños tienen la edad suficiente, puedes explicarles las precauciones a tomar para evitar la contaminación de alimentos.
  3. Paciencia: La cocina se limpia, la ropa se lava… Piensa en esto y respira profundo antes de molestarte porque a alguno de los pequeños se le ha caído un huevo o se ha limpiado las manos con harina en el chándal. La paciencia de los adultos es fundamental para que cocinar con niños sea una actividad exitosa, divertida y ¡que valga la pena repetir!

En Dinova Cocinas nuestro cometido es que vivas una auténtica experiencia dentro de estas cuatro paredes, porque la cocina, puede llegar a convertirse en un espacio vital para la familia.