almacenamiento en tu cocina

Seguro que tú también te has encontrado con muchos problemas de almacenamiento en tu cocina. Parece que te cabe todo y, de repente… ¿de dónde han salido tantos utensilios? Si es así, ¡no te preocupes, no estás solo!

En Dinova Cocinas nos hemos encontrado con este problema más de una vez. Y, cómo no, ¡tenemos la solución! Bueno, para ser exactos tenemos varias soluciones, pero hoy venimos a hablar de una en concreto.

Para ganar espacio de almacenamiento en tu cocina puedes reformarla para ampliarla, cambiar sus muebles, añadir elementos –como islas- para ampliar lugares de almacenaje…

Sin embargo, antes de plantearte todas esas opciones, tal vez estés olvidando la más cómoda: tu pared. ¡Sí, sí! Muchas veces olvidamos que nuestras paredes pueden ser el lugar perfecto de almacenamiento en la cocina.

Más allá de los muebles

Cuando decimos que las paredes pueden ser un lugar perfecto de almacenamiento en tu cocina no nos estamos refiriendo únicamente a los muebles que tienes instalados en ellas. ¡Mira un poco más allá!

Es cierto que añadir más muebles solucionará tu problema de espacio, pero debes tener cuidado para no cargar el diseño con demasiados armarios. Tal vez las repisas descubiertas sean mejor opción si es lo que buscas.

Las repisas descubiertas o los estantes abiertos, si necesitas mucho espacio, son mejor opción que recargar de muebles tu cocina. Con estos elementos, no tendrás que elegir entre diseño y funcionalidad.

En cuanto a capacidad de almacenaje harán el mismo papel que los muebles que ya tienes instalado. Pero, además, en cuanto a diseño… ¡le darán a tu cocina un toque fresco, amplio y luminoso!

Existen repisas descubiertas de multitud de materiales y colores, así que no te será difícil encontrar aquellas perfectas para tu cocina. De hecho, si tus muebles están algo desgastados, cambiarlos por completo por esta opción es una buena idea.

Con estantes abiertos tendrás todo mucho más a mano y tu cocina estará mucho más despejada.

Otros elementos

Pero no creas que la capacidad de almacenamiento de tus paredes se queda ahí. ¡Existen muchos otros elementos con los que aprovecharlas para ganarle un poco de espacio a tu cocina!

Es el caso, por ejemplo, de las barras metálicas: en ellas puedes colgar utensilios de menaje como cubertería, cristalería o, incluso, cuchillería. Estas últimas se adaptan mejor en barras magnéticas que, además, minimizan el riesgo de incidentes.

Otro elemento que te ayudará a ganar espacio de almacenamiento en tu cocina son los especieros de pared. ¡Y puedes usarlo para mucho más que para especias! Por ejemplo, puedes emplearlos para colocar pequeñas plantas que refresquen el ambiente de la estancia.

El revestimiento de las paredes, clave

Antes de elegir cualquiera de los elementos que te hemos presentado deberás tener en cuenta el revestimiento de las paredes de tu cocina. Dependiendo del material podrás o no instalar, por ejemplo, utensilios que precisen agujeros.

El problema principal lo encontrarás, seguramente, en la zona de trabajo. El material utilizado en estas partes de la pared, al estar cerca del fuego y del agua, suele ser muy resistente y no siempre admite perforaciones.

La pared como lugar de almacenamiento en la cocina

Ya lo sabes: tu pared no solo está hecha para soportar el mobiliario. ¡Existen muchísimos otros elementos que, además de ampliar el espacio de almacenaje, ayudarán al diseño y a la decoración de tu cocina!

Y no solo existen los que os hemos enumerado antes: las posibilidades son infinitas, y muchos de ellos se mezclan entre sí. Es el caso, por ejemplo, de especieros con portarrollos o de barras metálicas con imán.

Así que, antes de tomar una decisión drástica, piensa bien en el espacio que necesitas y en qué quieres almacenar en él: tal vez tu pared te esté dando la solución y tú no la estés escuchando.

 

Eso sí: sea cual sea tu decisión, ¡te estaremos esperando en Dinova Cocinas para llevarla a cabo juntos!