DINOVA Cocinas Sevilla

San Valentín es, por excelencia, el día de las cenas en pareja. Y seamos sinceros, no hay nada más romántico que preparar una cena sorpresa en casa a la luz de las velas.

Si ya tienes claro el menú para esta cena tan especial, solo necesitas el escenario perfecto: decorar la mesa de forma especial. Porque para preparar un San Valentín mágico debes ofrecer algo diferente. ¡Olvídate de poner la misma mesa que pones todos los días!

Coge papel y boli, y apunta estas ideas claves que no pueden faltar en tu mesa la noche de San Valentín.

Color rojo

El color rojo debe predominar por encima de los demás. Lo puedes incluir en la mantelería, las servilletas o incluso en la vajilla. ¡Pero sin pasarte! No vaya a parecer la boda roja de Juego de Tronos más que una cena de San Valentín. Utilízalo en pequeñas pinceladas y detalles. Puedes combinarlo con el blanco o incluso el color madera de la mesa.

Una vajilla y mantelería especial

Una vajilla con dibujos y filigranas en tonos rojos sería perfecta. Pero si no tiene nada así en casa no te preocupes, también puedes utilizar una vajilla blanca y decorarla con pétalos de rosas.

En cuanto a la mantelería, nada de usar el mismo de todos los días. Busca uno especial para este día. Los colores rojos y rosados, y los motivos florales y románticos son ideales para esta velada.

Atención a las servilletas

Las servilletas no pueden pasar desapercibidas. Si has elegido un mantel estampado puedes utilizar servilletas lisas, pero si has escogido un mantel liso, deben destacar. Pon servilletas con motivos florales o tonos rojos.

Además, las servilletas son el elemento perfecto en el que incluir otros detalles como, por ejemplo, colocarlas en forma de corazón o poner pequeños lazos a los cubiertos.

Detalles de decoración

Incluye detalles de decoración que harán que tu mesa quede más bonita. Pero tampoco pongas demasiados que no quede recargada.

Una buena idea y sencilla es esparcir pétalos de rosa por toda la mesa o rociarla con purpurina. También puedes, simplemente, poner algunas rosas en pequeños jarrones. Las posibilidades son infinitas.

¡Velas!

Velas, velas y más velas. La iluminación es muy importante y, como hemos dicho al principio, no hay nada más romántico que una buena cena a la luz de las velas. Utiliza velas y candiles para aportar una atmósfera íntima y romántica. Además, también servirán de decoración para la mesa.

 

Ya lo tienes todo listo para sorprender a tu pareja en la cena de San Valentín con estas sencillas ideas.