frontales de cocina

En los últimos años, el diseño de cocinas ha hecho que los frontales de cocina cuenten con los mejores materiales para protegerlos del trasiego del trabajo y, cómo no, ¡para que destaquen en la estancia!

Los frontales de cocina se han convertido en un elemento clave en el diseño, llamativo en el conjunto y, al fin y al cabo, una zona de la cocina que debemos tener muy en cuenta a la hora de escoger un nuevo diseño o hacer una reforma.

El hecho de que el estilo y el diseño de los frontales de cocina sean igual –y, para algunos, más- importantes que la propia funcionalidad nos hace plantearnos una cuestión: ¿cuáles son los mejores materiales para los frontales de cocina?

Porque, si somos prácticos, trataremos de abarcarlo todo: la funcionalidad y la facilidad de limpieza unidas a un diseño que haga de nuestra cocina un lugar especial. ¿Qué materiales pueden ofrecerme esto?

En Dinova Cocinas sabemos que esta duda es más que común, y por eso os hemos traído una pequeña lista con los mejores materiales para los frontales de cocina. ¡Échale un vistazo y elige el que más se adapte a ti!

Cristal templado

Si te gustan los acabados en brillo, apostar por el cristal templado en tus frontales de cocina puede ser una de las mejores opciones para ti. Es una opción ligera que refleja la luz, añadiendo luminosidad a la estancia.

Además, este material resiste muy bien el calor, es facilísimo de limpiar y parece estar hecho a prueba de salpicaduras. Puedes decorar el propio vidrio o colocar detrás de él la decoración que prefieras.

Azulejos de cerámica: ¡todo vuelve!

No es la primera vez que os presentamos esta opción: y es que los azulejos de cerámica han vuelto a los frontales de cocina con mucha fuerza. ¡Y nos están dejando diseños maravillosos!

La cerámica es fácil de mantener y de limpiar, además de ayudar a prevenir las humedades en la cocina. Al estar de moda, ya no solo podremos encontrar azulejos de acabados rústicos y lisos.

¡Podemos conseguir cualquier cosa! Texturas, relieves, imitaciones de otros materiales… Por ejemplo: en caso de que quisieras un frontal de cocina de madera, ¡puedes encontrar su imitación en cerámica! Será más cómoda, funcional y económica.

Placas de acero inoxidable

No hace mucho os hablábamos de cómo conseguir industrializar tu cocina. Pues bien: apostar por frontales de cocina de acero inoxidable es otra forma inequívoca de conseguir una cocina de estilo industrial.

Además, ¡es comodísima! Estas placas son fáciles de limpiar y ofrecen un aspecto muy profesional, ordenado e higiénico. Son también resistentes y aportan, como el vidrio, más luminosidad.

¿El único problema? El acero inoxidable se raya con mucha facilidad. Sin embargo, al colocarse en los frontales de cocina, esto no debería ser una gran desventaja, ¿no?

Mármol: ¡los frontales de cocina más elegantes!

Sí: también puedes usar el mármol para cubrir los frontales de cocina. ¡Y el resultado es fantástico! Conseguirás una estancia distinguida y exclusiva. De hecho, puedes usar para esto cualquier piedra natural: cuarzo, granito, pizarra…

Sin embargo, y a pesar de que el mármol suele tener un precio más elevado, es también el que consigue mejores resultados estéticos. Y decimos estéticos porque, en realidad, el mármol es más o menos sensible a la grasa y a las manchas.

Con todo, su belleza nos convence una y otra vez e incluso esos pequeños inconvenientes parecen convertirse en ventajas cuando combinas bien un frontal de cocina de mármol con el resto del diseño.

¡Luce ese ladrillo!

Muchas casas cuentan, tras el yeso de sus paredes, impresionantes muros de ladrillo. Y, si no es así, siempre puedes incluirlo en la estancia que desees por tu cuenta. ¡Porque este material aporta una fuerza brutal a la estancia!

En la cocina, sin abusar de este material, utilizar el ladrillo en los frontales de cocina es una muy buena idea: así, llamaremos la atención hacia la zona y le aportaremos personalidad.

 

Y tú, ¿qué material prefieres para tus frontales de cocina? Sea cual sea, ¡en Dinova Cocinas podemos ayudarte a conseguirlo!