DINOVA Cocinas Sevilla

Con el verano suben las temperaturas y, posiblemente, el lugar de la casa donde más lo notamos es en la cocina. El fuego, el horno, el lavavajillas, el frigorífico… todos los electrodomésticos enchufados a la corriente hacen que la temperatura de nuestra cocina suba y no sea nada apetecible estar en ella.

Pero en Dinova Cocinas os traemos 5 trucos que puedes aplicar para refrescar tu cocina en verano y que puedas disfrutar de ella durante todo el año.

Juega con ventanas y persianas

Las ventanas nos serán de gran ayuda para ventilar nuestra cocina. Pero ten cuidado, si la dejamos abierta durante todo el día se nos colará todo el calor y lo que haremos será subir la temperatura de la habitación.

Juega con las persianas y las corrientes de aire. Ventila cuando el ambiente esté más fresco fuera (por la noche y primeras horas de la mañana) y cierra las ventanas y baja las persianas en cuanto aparezca el sol para evitar que entre.

Usa ventiladores o aire acondicionado

Si la ventana no es suficiente, recurre a ventiladores o aire acondicionado si lo tienes. En apenas unos minutos, la temperatura volverá a ser agradable, aunque no abuses de ellos ya que el gasto energético será muy grande.

Apaga lo electrodomésticos que no uses

Entre menos energía eléctrica utilicemos, menos calor generaremos en la cocina. Por ello, intenta tener desenchufados los aparatos electrónicos que no utilices. Sabemos que el frigorífico es indispensable, pero puedes cambiar las comidas al horno por platos fríos o poner la lavadora o el lavavajillas a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

Evita encender la luz en exceso

Si tienes ventanas y puedes trabajar con luz natural, mucho mejor, porque la luz artificial también es una fuente de calor y calentará las estancias, además del gasto extra que supone.

Mantenla limpia

El verano no solo nos trae calor, sino que con él también llegan bacterias que se acumulan más fácilmente en los residuos que generamos en nuestro día a día.

Haz una limpieza a fondo de muebles y electrodomésticos para eliminar restos de alimentos que se echan a perder en menor tiempo que durante el resto del año. Y pon atención a la basura, intenta tirarla después de cada comida par que no genere bacterias ni malos olores con el calor.