Cocina en forma de L

Sabemos la importancia que tiene tu cocina y por eso te traemos siempre los mejores consejos. En Dinova Cocinas somos amantes de todo tipo de cocinas, pero la cocina en forma de L nos hace un tilín algo especial.

Y es que, si tu cocina tiene espacios reducido y encima es alargada, la mejor opción es organizar una cocina en forma de L ¿por qué? Pues porque, quizás, es la forma más ordenada de gestionar una cocina.

Si quieres saber más, quédate a leer, que te lo contamos

Cocina en forma de L

Cuando te planeas cuál será el diseño más conveniente para tu cocina siempre hay algo que priorizas, que por lo general suele ser la organización. De tal manera que, gracias a la cocina en forma de L tu área dentro de este espacio estará completamente dividida en dos zonas, de tal manera que, los muebles y electrodomésticos quedan agrupados en dos paredes formando un ángulo recto.

Dejando, por consiguiente, una encimera o barra que cierra (aunque no del todo) los metros de tu cocina, dejando un espacio diáfano justo en medio, donde poder moverte con total libertad a la hora de crear tus nuevos platos.

Junto a la lineal, la cocina en forma de L se trata de una de las distribuciones más habituales de organización, ya que se trata de una fórmula perfecta para optimizar el espacio en cocinas pequeñas, como para localizar una zona de comedor en aquellas que requieren de unos metros extras.

Si estás pensando en reformar tu cocina para darle un toque nuevo y transformarla en una cocina en forma de L, te aconsejamos que estudies muy bien su planta y dimensiones, con la finalidad de sacar todo el partido posible al espacio.

De esta manera, ganarás siempre en funcionalidad y versatilidad.

Cocina en forma de L, ideal para ti

Y es que, aunque es cierto que se suele primar este tipo de cocinas en hogares pequeños no siempre tiene porqué ser así, ya que la cocina en forma de L es perfecta para cualquier tamaño de cocina, grandes o pequeñas.

La cocina en forma de L se puede instalar en cualquier espacio, exceptuando en aquellas cocinas con más de dos puertas o en las que tienen menos de 1,50 metros de ancho.

La gran ventaja de la cocina en forma de L es que convierte espacios reducidos en lugares muy prácticos y funcionales, aprovechando al máximo los metros.

¡Pero ten cuidado con querer aprovechar demasiado el espacio! Ya que es muy común caer en este error. De tal manera que, si tu cocina es estrecha, te recomendamos que descartes esta opción, ya que la zona de paso quedará demasiado reducida y perderá todo el aprovechamiento que estamos buscando.

Mucha atención al área de trabajo

Cuando hablamos de área de trabajo, nos referimos principalmente a la zona de cocción, despensa y fregadero. De forma que te aconsejamos que la suma de sus lados no sobrepase los 6,50 metros, para evitar realizar recorridos forzados y que no quedarían naturales.

En definitiva, el objetivo es el de trazar un triángulo con una forma lo más ergonómica posible, para que de esta forma y entre los puntos de la zona de trabajo, exista una distancia eficiente optimizando los recorridos.

 

¿Aún no te hemos convencido? Ponte en contacto con nosotros a través de la web de nuestra tienda «hermana» www.styluxcocinas.com, nuestro equipo profesional resolverán todas tus dudas y te aconsejarán en este recorrido tan especial hacia la búsqueda de tu cocina ideal.

Recuerda, si lo que quieres es una cocina de diseño y exclusiva, en Dinova Cocinas tenemos la tuya, tus cocinas en Sevilla.