reducir el ruido en tu cocina

Reducir el ruido en tu cocina a veces puede parecer tarea imposible. Son muchos los electrodomésticos que están constantemente conectados, más los pequeños electrodomésticos, más algunas luces… ¡en ocasiones llega a ser insoportable!

Como ya te habrás dado cuenta, la cocina es la estancia más ruidosa de la casa per se. Reducir el ruido en tu cocina al mínimo es prácticamente imposible, pero sí podemos bajarlo a niveles algo más soportables.

¿Quieres saber cómo? Existen varias formas y trucos para reducir el ruido en tu cocina, y en Dinova Cocinas os hemos preparado en este post una selección de los más efectivos y fáciles de implementar.

Si los ruidos de tu cocina también te están volviendo loco, ¡sigue leyendo! Podemos asegurarte que estos trucos para reducir el ruido en tu cocina solucionarán –o, al menos, mitigarán- todos tus problemas.

Para reducir el ruido en tu cocina, elige bien los electrodomésticos

Probablemente el elemento que más ruido haga en tu cocina sean los electrodomésticos. Que estos sean silenciosos se han convertido en una característica principal a la hora de elegirlos.

Por ello, para reducir el ruido en tu cocina, lo mejor será que optes por los electrodomésticos más silenciosos del mercado. Esto no te será difícil, pues existen ya muchísimos avances tecnológicos en este campo.

Por ejemplo, el culpable del ruido que emite tu frigorífico suele ser el compresor. Para que este no se sobrecargue, te aconsejamos optar por un frigorífico No-frost.

No obstante, deberás tener en cuenta la colocación: deja espacio entre él y la pared para que el aire circule cuando sea necesario.

En el caso del lavavajillas, deberás buscar aquel cuyo circuito hidráulico sea más moderno. Este favorecerá la circulación del agua aumentando el grosor del material absorbente, minimizando la vibración y el ruido.

Las campanas extractoras completan el triángulo de los tres aparatos más ruidosos de la cocina. En su caso, el motor es el causante. Los últimos modelos, sin embargo, incluyen aspiración perimetral, lo que minimiza el ruido.

Ten en cuenta, eso sí, que habrá ciertos ruidos en tu cocina imposibles de reducir, como el centrifugado de una lavadora.

Mobiliario de cocina silencioso

Otra manera de reducir el ruido en tu cocina es controlando el ruido que las puertas y los cajones hacen, sobre todo, al abrirse y cerrarse. Para conseguir minimizar el ruido en esta situación existen bisagras, sistemas elevables y de guías con amortiguación.

Existen, por ejemplo, bisagras silenciosas gracias a sistemas de amortiguación que evitan el ruido de su uso. Por su parte, los sistemas elevables evitan los portazos quelos muebles y puertas más pesadas suelen dar si no se tiene cuidado con ellos.

Por último, existen también cajones con amortiguación, siendo este elemento el más utilizado para reducir el ruido en tu cocina. Los cajones con guías con amortiguación evitarán grandes golpes y ruidos al abrir y cerrar los cajones.

Un as en la manga: el aislamiento acústico

Si nada de lo anterior es suficiente y sigues necesitando reducir el ruido en tu cocina a toda costa, siempre puedes hacer una pequeña inversión y apostar por el aislamiento acústico de la estancia.

Actualmente puedes llevar a cabo este aislamiento mediante diferentes técnicas y materiales que te permiten, incluso, controlar el nivel del sonido. Los paneles acústicos pueden colocarse tanto en pared como en techo.

Además, estos paneles se pueden pintar, por lo que no afectarán al diseño de tu cocina.

 

Y tú, ¿has conseguido reducir el ruido en tu cocina gracias a los trucos de Dinova Cocinas? Si sigues necesitando ayuda para optimizar tu cocina o para conseguir una nueva, ¡contacta con nosotros!